Peña Gastronómica Nazarena
amigos de la buena mesa y de la mejor compañía

PGN en Lou Roses 5-feb-2011

Era el día 5 de Febrero de 2011, día señalado en fluorescente de nuestros calendarios, día ansiosamente esperado, DIA de PGN con mayúsculas, día en que nuestra querida Peña Gastronómica Nazarena se tornaba en realidad, día de levantarse temprano, día de ponerse solemnemente cual túnica gastronómica esa peaso de camiseta, cuyo escudo llevamos tós grabados en el pesho.
Con lágrimas en losojo íbamos la pareja portadeña camino del egregio templo de Lou Rouses dispuestos a vivir intensamente una nueva jornada pegenera. Y digo ésto por dos motivo:
1- Sería la primera vé que Isa iba a fartá porque no tenía gana de í, lo cual nos producía musha pena y nos entristecía, con la de vece que le habíamo dao de comé, y qué cozas tan rica, tan currá, tan variada, que si canne, que si pescao, que ahora entremeces, que si nos jincamo una tarta…..ezos momentos vivíos con ella, cuando se queaba plácidamente dormía haciendo la digestión de nuestros manhare, cuando nos desplazamo a su pizo destudiante pa comé pasta dura, cuando me llevó borrasho a la PGN mientra le jasía preguntas obscenas que no eran de mi incumbencia, cuando más de una vé zamborrashao con nojotro jugando ar trivia…. una cantidá de recuerdos imborrable acudían a mi mente mientra apretaba el volante del coshe de mi muhé, con la mente puesta en elinfinito, mientra un escalofrío me recorría lasparda camino de Lou Rouses.
2- Pero, oh milagro pegenético, en un microsegundo mi mente empezó a darse cuenta de que los escalofrío también venían motivado porque la intriga culinaria, la espectación pegenera, la emosión de volvernos a vé, er deseo de vé cómo de bien iban creciendo los componente de la Sección Infantí Pegenera, que no nos habíamos visto desde laño pazao, estaban provocando en mi piel las mismas emosione que cuando escusho cantá una saeta en un barcón perdío de una calle oscura a una cofradía de negro y tolmundo se quea callao y no aplaude naide, o cuando voy dando un paseo con mi muhé derbrazo como debe de sé, y de repente en cuarquié esquina huelo por primera vé en elaño a azahá….
Y de esa forma, con nuestros ánimo encendíos y los corazone en un puño, apreté ese peaso de botón pegenético que ponia….2ºA.
Una ve la familia ar completo del Staff de Lou Rouses nos hubo recibío en su local, no pude meno que eshá un vistazo rápido guiado por mis papilas olfativas, que me hicieron inclinarme sobre la olla en la cual se estaba acabando de cocé lo que más tarde sería el plato principá.
Llegamos un poco antes de lo previsto, así que mientra el staff daba los últimos retoque a los plato, nos acercamos a por el hielo para los cubata.
En un plis estábamos apretujando, he dicho bien, apretujando ese peaso de botón pegenero que ponía….2ºA de la impaciencia que teníamos por subí, y vernos todos juntos, como así ocurrió minutos después cuando pudimo saludá desde la ventana a la familia montequinteña que se apresuraba a subí al local.
Una ve regamo todo el recibidor del Lou Rouses Restaurant con bezos y abrazos pa tormundo, entonces dio el pistoletazo de salida la Magna Sesión Gastronómica del mes de Febrero, mes en el que tanto el guapo Alfonsito como el que suscribe celebraríamos nuestro cumpleaños.
Lo primero que hicimos, guardando la tradición fue bebernos unas birras que se colaron por nuestras garganta con ese sabor…..tan pegenético. Unas cervezas cuyos pasos sigue cada vez más la hermana menor de la Cruzki, la Shandy (que ahora que caigo tiene nombre de putilla), que aunque no es lo que debe de ser tiene una discurpa, que también es Cruzcampo.
Una vez que nos hubimos bebio las dos litrona helada que tenía preparado el staff nos dirigimos al comedor a dar cuenta de los entremeces, que hicieron las delicia de los presentes.

Panecillos con pisto de salchichas.

Muy rico, muy sabrozo, las salchichas en su punto, plato aromático, meloso, delicado. Muy buena presentación, pues fue dispuesto en unos cuencos rodeados de panecillos delicadamente cortados y unas cucharillas para verter la sabrosa mezcla encima de los panecillos, y regarla quien quisiera con queso rallao que a la sazón estaba dispuesto en otro cuenquito color blanco.Nos encantó a todos, y eso que yo tiré uno al suelo, gritando mardición!! pero respirando aliviado y sobre todo aliviada la regente del local al ver que no le había manchao ná.

Tartaletas de philadelphia con pimientos caramelizados.

Otro acierto gastronómico, plato suave pero de contrastes, la suavidad del queso crema y el contraste con el dulzor de los pimientos, muy suave pero a la vez sabroso, hizo las delicias de todos, así que felicidades al staff de éste gastrocronista, y por extensión de todos los asistentes.

Empezamos a regar los vazos con el vino que para la ocasión fue Señorío de Samaniego, un rioja alavesa, del 2006, que estaba mu rico. Cucho, te voi regalá unas copa, mecagoenlaleche…. pos hasta en los vazo estaba güeno.

El staff retiró los plato y mientras los asistente comentábamos y nos relamíamos de la experiencia vivida, apareció el jefe de cocina con un peaso, egregio, aromático y penetrante …

Solomillo en salsa de ciruelas y cebollitas francesas.

Toma yá, que arte hijo, que rico estaba esta nueva versión del clásico solomillo, versión Lou Rouses, con esa salsita, espesita pero no empalagosa, textura dada por las ciruelas que prácticamente habían desaparecío del plato, muy rico, muy rico, vamos que me comería otra ración ahora mismo que estoy escribiendo ésto. Eso es lo bueno de ser gastrocronista, que parece que te comes las cosas dos veces.
Acabamos con tó, y plenamente satisfechos, relamiéndonos del gusto mientras empezaban a aparecer por la mesa los frutos secos y la famosa torre, que está haciendo las delicias de los pegeneros, que si me llega a mí, que si que joía la que ha sacao, que si coge al Gonzalito que me toca a mí, que si niño pa quí y niño pa llí de brazo en brazo, que si le pego otro buchito a la gintonik y cada vez veo meno…. ojú que rizas, y entre cubata y cubata, vorvimo a ganá los niño al trivia pursuít.
Con mucha pena nos fuimos de allí a las nueve y pico de la noche, lo rápido que se nos pasó tó, señal de que nos lo pasamos bien, y fuimos felices.
Hay Isa, Isa….

Anuncio publicitario

4 respuestas to “PGN en Lou Roses 5-feb-2011”

  1. chemita, chemita
    me alegro que no pasarais bien
    las fotos geniales
    los niños guapisimos
    animaos «pareja porteña» y añadir un nuevo pegenero

  2. Tiene cohone que el único comentario de la gastrocrónica sea de la que no ha ido. Animá la wé home, animá la wé!.
    Isabelita, aonde anda que estás perdía!

  3. peaso de gastrocrónica!!!! ou yeahhhhh

    Sabé! ande esta, shosho?

    kisses all over……

  4. ¡Impresionante! ¡Que gran gastrocrónica! De categoría. Lo que ya dije en otra ocasión, esto se está convirtiendo en un género literario… (o, como decía Cucho, PGNero literario).
    Siento no haber podido comentar antes.
    Aprovecho para reiterar las excelencias del homenaje en Lou Roses, ¡Güeníjimo!!!
    Isa, we miss you…!!!, o lo que es lo mismo, no faltes más muhé…
    ¡BENDICIÓN!!!


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: